Apariencias



Las apariencias son importantes, por mucho que me pese decirlo.

Pero no basta con ser “algo”, además hay que parecerlo.

Vivimos tiempos convulsos en los que las ideologías más extremistas ganan posiciones. Aunque pueda parecer una broma pesada… esa broma se va haciendo realidad y cada vez existen más lobos con piel de cordero.

Estoy convencido de que la mayoría de la gente realmente lo único que quiere es vivir en paz y sacar a los suyos adelante pero es desesperante ver que por mucho que te esfuerces y lo intentes, siempre son los mismos los que progresan mientras que tú te vas hundiendo cada día un poquito más.

Es entonces cuando llegan esos grupos de lobos, que echándoles la culpa a “los otros”, te dicen que todos tus males están provocados por su existencia. Esos grupos te dicen todo aquello que inconscientemente quieres escuchar, aunque no estés de acuerdo con el fondo de su mensaje y menos aún con su ideología destructiva.

El miedo es muy poderoso y “esos grupos” apelan precisamente a eso… al miedo y consiguen que donde antes había consenso, ahora exista enfrentamiento. Consiguen que allí donde había ideas, que por supuesto podían ser diferentes, ahora exista odio al que no es igual que tú por motivos de nacimiento, ideológicos o de creencias.

Esos grupos… consiguen destrozar todo aquello que tanto costó levantar después de tantos años de opresión, miedo, injusticias, persecución y todas esas “palabras” que van unidas por defecto a esa que tanto miedo siempre me ha dado… “Dictadura”.

Y lo peor de todo es que lo hacen por nosotros. Se hacen escuchar, aprovechándose de esa “democracia” en la que no creen pero que usan a su antojo para conseguir su fin, que es llegar al poder a toda costa para imponer su ideología, sus creencias arcaicas, su homofobia, su machismo y por qué no decirlo… su fascismo.

Vivimos en un país, mi querida España, que pierde la memoria muy rápido. Yo no me creo que existan tantas personas que sigan los postulados de esos grupos. Más bien, lo que creo es que existe mucha gente desesperada a la que es muy fácil engañar con juegos de pirotecnia, banderitas, canciones de otras épocas y juegos de palabras en forma de eslogan. Es muy fácil echarle la culpa “al otro” de todos nuestros males y todos estos grupos utilizan todo lo que sea necesario para conseguir ser permanentemente los salvadores de la “Patria”, los salvadores de la moral y de los que según ellos han sido, son y serán las buenas costumbres de un ciudadano de bien.

Puedo llegar a entender que en otros tiempos, que yo creía que ya habían pasado, en los que no existía tanta información, tiempos en los que la gente sabía y creía lo que se les contaba en el NODO, tiempos en los que para ver una “teta” en el cine, la gente se iba a Francia a ver películas que aquí estaban prohibidas, tiempos en los que si tenías una ideología propia podías ir a la cárcel (o algo peor) por no ser acólito del régimen establecido… En esos tiempos puedo llegar a entender que la gente se creyera muchas cosas, incluso que los “rojos” eran demonios con cuernos y rabo, pero ahora no. Ahora no consigo entender cómo una sociedad que se cree tan culta, cómo una sociedad tan estudiada y supuestamente leída sigue cayendo una y otra vez en la trampa que suponen los mensajes de esos grupos de lobos.

Posiblemente no somos tan libres ni tan cultos como nos creíamos. Posiblemente todo es una gran mentira orquestada por “esos hilos” que lo mueven todo y posiblemente… ¿Quién sabe? Todo esto no es más que lo que nos merecemos por creer que vivimos en una sociedad libre en la que decidimos por nosotros mismos, cuando en realidad nos movemos al dictado de unos pocos que nos dicen cómo debemos pensar, que nos dicen cómo tenemos que actuar y lo peor de todo… que creemos que somos nosotros los que los elegimos para que nos solucionen la vida.

Las apariencias son importantes… Además de ser “algo”, hay que parecerlo a pesar de que día a día nos digan que estamos equivocados por tener ideas propias. En realidad, a mi juicio, la mayor equivocación es aparentar ser aquello que no se es.

El día que seamos capaces de actuar de la misma manera que pensamos, sin dejarnos llevar por todos aquellos que pretenden salvarnos de nosotros mismos, el día que seamos capaces de decidir por nosotros mismos qué es lo que queremos, el día que no haga falta ninguna bandera para distinguir entre “buenos” y “malos”, el día que seamos capaces de asumir que todos nos equivocamos, el día que seamos conscientes de que no tenemos la razón en todo y que en frente nuestro existen personas iguales que pueden pensar diferente… ese día podremos decir que somos realmente libres.

Mientras tanto… seguirán esos grupos adoctrinando, dividiendo y destrozando todo aquello que nuestros padres consiguieron años atrás con tanto sacrificio, en post de una unidad que solo une a los que piensan igual que ellos, que solo beneficia a los que asumen ciegamente que son esclavos de una mal llamada “Patria”. Porque señores y señoras… no nos equivoquemos:

— Una “patria” no distingue entre “buenos” y “malos”.

— Una “patria” no enfrenta a aquellos que no piensan igual.

— Una “patria” no expulsa a quien no puede aportar riqueza económica.

Para mí…

— Una “Patria” acoge a todo aquel que vive en ella, sin importarle el color, la ideología, la creencia o la orientación sexual.

— Una “Patria” la forman las mujeres y los hombres que viven en ella y el día que los políticos, sea cual sea su ideología, se den cuenta de que “ell@s” también son parte de este sainete llamado vida… Ese día empezarán a mancharse las manos de verdad y a trabajar por todo aquello que supuestamente predican.

Espero que no sea demasiado tarde ya… y que esos grupos que se dedican a difundir el odio entre todos nosotros no sean más que una broma de mal gusto, un mal chiste que los de arriba nos han contado para ver si de esta manera le vemos las orejas al lobo y nos damos cuenta de una vez por todas que, o nos ponemos en marcha… o retrocedemos a tiempos que ya formaban parte de la historia negra de esto que algun@s llaman o llamamos “Patria”.

Recordar…

— Las apariencias no siempre son el reflejo de la realidad.

— No intentéis aparentar lo que no sois simplemente para ser aceptados. Con el tiempo, es más gratificante ser “Tú mism@” que ser esclavo de esas apariencias.

— Pensar por vosotr@s mism@s, que no os impongan ningún pensamiento.

— Mirar con vuestros propios ojos, que no os guíen la mirada y por supuesto…

— Ser vosotr@s mism@s sabiendo y siendo conscientes de que todos nos podemos equivocar (somos humanos), pero que tenemos el derecho a rectificar aunque quedemos marcados por aquellos que de una manera intransigente dicen que nunca se equivocan.

Yo sí me equivoco… a lo mejor más de lo que sería aconsejable porque posiblemente soy el ser más imperfecto de la creación. ¡Qué le vamos a hacer…!

Las apariencias pueden ser importantes pero… no dejan de ser otra forma de esclavitud.

“Yo prefiero ser… yo mism@”

Al que le guste… perfecto. Al que no le guste… tal día como hoy, hará un año. Total… no pretendo convencer a nadie, tan solo es otro pensamiento que nunca debió salir de mi cabeza.

 


“Apariencias” es un texto original de 1331ocho registrado en SafeCreative con el número 1911072421565 y pertenece al Volumen 3 de Pensamientos… que nunca debieron salir de mi cabeza.

Imágenes Lobos by: Jonny Lindner

Imágenes Corderos by: Clker-Free-Vector-Images


Gracias por tu aportación

Ayúdanos a mantener la web activa, gracias.

Comparte si te gustó



Comenta

Deja tu comentario. No importa si estás de acuerdo o no con lo escrito. De hecho no tienes por qué estarlo. Nos podrán robar día a día todos nuestros sueños, pero lo que nunca nadie nos podrá quitar es el poder expresarlos libremente, aunque lo intenten.

Los comentarios que llevan adosados “links” a otros sitios, el sistema los considera spam y los rechaza.

Creo en la libertad de expresión y creo profundamente en que cada uno de nosotros tenemos nuestro punto de vista ante cualquier texto y que la interpretación de todo lo que se lee… es libre. Por lo tanto, nunca voy a entrar en una discusión sobre ideas o modos de entender y menos aún en puntos de vista por motivos ideológicos o de creencias religiosas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.