Pensamiento…

Érase una  vez una esperanza que se fue desvaneciendo. Según iba desapareciendo, iba consumiendo todo aquello en lo que una vez había creído hasta el punto de que ya nada le ilusionaba.

Poco a poco se iba encerrando más y más en ese agujero que cada día se hacía más profundo. Intentaba trepar por las paredes pero cada vez que se agarraba, resbalaba y volvía a caer, y con cada caída iba perdiendo las fuerzas que le quedaban hasta que un día decidió no trepar más. Que sucediera lo que tuviera que suceder… ya no lucharía más por un imposible.

— ¿Para qué? —se decía quedándose quieto intentando no pensar.

Por otro lado, a muchos kilómetros de distancia, la vida seguía su curso como si nada, ajena a todo tipo de sufrimiento… era el momento de divertirse. Nada importaba, ni siquiera el recuerdo de ese pasado destruido a base de mentiras. Quién sabe… lo mismo es que “ese pasado” realmente nunca existió o tal vez fuera que su orgullo le impidiera mirar atrás para no sentirse culpable. Demasiadas mentiras enmascaradas bajo un aspecto frágil y casi divino que le hacía convertir cada situación en un martirio voluntario por medio del cual sacar el mayor beneficio posible de cada situación.

— Si no funciona esto… siempre tendré aquello — se decía en la intimidad de sus pensamientos y una vez tras otra se equivocaba al intentar tapar el pasado con un presente sin futuro.

Pero claro… lo importante era no convivir con una soledad impuesta por aquellos que nunca le permitirían ser feliz.

— Si se cierra una puerta… se abrirá alguna ventana —se decía una y otra vez— Ahora toca divertirse.

El problema es que la puerta se cerró sin darse cuenta de que la habitación no tenía ventanas. Simplemente existían maravillosos y divertidos paisajes dibujados en las paredes. Pero solo eran eso… pinturas. No eran reales y cada vez que elegía alguno de esos paisajes y soñaba con aquellos lugares, con el tiempo terminaba dándose cuenta de que eran falsos, sin vida, sin ese aire fresco que un día tuvo detrás de aquella puerta que un día se cerró sin darse cuenta de que por fuera estaba la llave, simplemente por su orgullo y por intentar huir mientras a muchos kilómetros de distancia,la esperanza se iba desvaneciendo.

Una vez leí:

“La vida es el arte del encuentro,

aunque haya tanto desencuentro por la vida”

Puede que sea verdad, pero…

“Dos nunca se encontrarán mientras haya uno de ellos que no quiera”

Quién sabe… a lo mejor algún día quiere y ya es demasiado tarde, porque… la esperanza se desvaneció.


“Pensamiento” es un texto original de 1331ocho registrado en SafeCreative con el número 191227275532i

Mano-Mariposa: GRELOT71


Gracias por tu aportación

Ayúdanos a mantener la web activa, gracias.

Comparte si te gustó



+

Comenta

Deja tu comentario. No importa si estás de acuerdo o no con lo escrito. De hecho no tienes por qué estarlo. Nos podrán robar día a día todos nuestros sueños, pero lo que nunca nadie nos podrá quitar es el poder expresarlos libremente, aunque lo intenten.

Los comentarios que llevan adosados “links” a otros sitios, el sistema los considera spam y los rechaza.

Creo en la libertad de expresión y creo profundamente en que cada uno de nosotros tenemos nuestro punto de vista ante cualquier texto y que la interpretación de todo lo que se lee… es libre. Por lo tanto, nunca voy a entrar en una discusión sobre ideas o modos de entender y menos aún en puntos de vista por motivos ideológicos o de creencias religiosas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.