La Sentencia



“Pasó más tiempo del que los dos ni siquiera imaginaron y a pesar de todo… ninguno de los dos pudo olvidar. La sentencia hizo su trabajo”.

“Cada uno siguió con su vida. Él nunca más volvió a saber nada de ella. Ella sabía de él tan solo por sus escritos”.

O quien sabe… a lo mejor ni siquiera eso.

El tiempo es algo curioso, dicen que cura las heridas pero no es verdad. Simplemente las tapa poniendo parches encima. Parches que de vez en cuando se caen y dejan ver todo aquello que no se pudo curar porque hay cosas que por mucho tiempo que pase… nunca van a cicatrizar.

La tristeza es algo más poderoso de lo que nunca pude imaginar. Te hace volver una y otra vez al pasado. Ese pasado en el que me quedé anclado.

Es verdad que los días pasan, las noches siguen ahí como una tortura que me llevan inexorablemente al momento en el que leí mi sentencia. Hasta ese momento, siempre tuve la esperanza de ser indultado por todos mis pecados, pero no fue así. La condena fue la más dura posible y yo simplemente… la acepté.

Acepté una sentencia de un juicio injusto en el que ningún testigo habló a mi favor y muchos de los que lo hicieron en mi contra ni siquiera me conocían. Simplemente hablaron de algo que desconocían y el juez sentenció.

Ahora me veo día a día pagando la pena impuesta, sin derecho a recurso alguno y condenado al olvido.

La sentencia, en uno de sus párrafos decía:

“…a todo te acostumbras”

Y tampoco es verdad. Hay cosas a las que no te puedes acostumbrar por mucho que alguien diga e intente convencerte de ello. Yo sé que la persona que la escribió… también lo sabe.

De todo aquello, como de todo en la vida, salieron personas muy favorecidas. Personas sin escrúpulos que se supieron aprovechar de la situación y que encima quedaron como “los buenos de la película”. Posiblemente algún día pagarán ellos también pero yo no creo que lo vea. Yo seguiré condenado y si algún día llega mi tercer grado, no creo que tenga las fuerzas suficientes para reclamar todo aquello que me robaron de una manera tan injusta. De hecho, no creo ni siquiera que vuelva a intentarlo otra vez. La herida seguirá sangrando y no creo que cicatrice jamás.

Eso sí, aunque pueda parecer una locura… os perdono a tod@s y os deseo que nunca nadie os haga todo lo que vosotr@s me hicisteis a mí.

Os deseo toda la felicidad del mundo. Deseo que vuestros días estén llenos de cosas buenas y que todas vuestras noches estén llenas de paz y descanso.

Os exculpo de toda culpa y remordimiento. Os deseo un futuro feliz en compañía de todas esas personas que os quieren y a las que queréis y solo os pido un favor… Olvidaros de que un día existí. Olvidaros de todas las veces que mentisteis diciendo que yo era algo importante para vosotr@s. Olvidaros de todos aquellos momentos que compartisteis conmigo porque el tiempo y la sentencia demostraron que no eran más que mentiras que se dicen una y otra vez a lo largo de la vida.

Si alguna vez os acordáis de mí… no lloréis. No seáis fals@s. No finjáis diciendo que lo hicisteis por mi bien. Lo hicisteis por el vuestro. Yo no os importé nunca. Teníais que mirar por vuestro futuro y lo hicisteis.

Quien sabe… a lo mejor en algún momento hasta es posible que os halláis arrepentido. Miraros al espejo de vez en cuando y si vuestro orgullo os lo permite…, hacer examen de conciencia.

Si sois capaces de miraros a vosotros mismos a los ojos y decir “Hice bien”, entonces habréis sido absueltos. Si vuestro reflejo os devuelve algún reproche, tranquil@s. Todavía estáis a tiempo, porque a pesar de todo… la vida sigue y algún día nos encontraremos cara a cara y yo, que no soy más tonto porque no nací un día antes… seguramente os volveré a creer.

Quien sabe…

De todas maneras… hasta que ese día llegue, si es que algún día llega… Yo seguiré cumpliendo mi sentencia en esta cárcel llamada… Olvido.


“La Sentencia” es un Texto original de 1331ocho registrado en SafeCreative con el número 1911082430694 y pertenece al Volumen 2 de Pensamientos… que nunca debieron salir de mi cabeza.

Imagen sobre logotigo 1331ocho by: prettysleepy1


Gracias por tu aportación

Ayúdanos a mantener la web activa, gracias.

Comparte si te gustó



Comenta

Deja tu comentario. No importa si estás de acuerdo o no con lo escrito. De hecho no tienes por qué estarlo. Nos podrán robar día a día todos nuestros sueños, pero lo que nunca nadie nos podrá quitar es el poder expresarlos libremente, aunque lo intenten.

Los comentarios que llevan adosados “links” a otros sitios, el sistema los considera spam y los rechaza.

Creo en la libertad de expresión y creo profundamente en que cada uno de nosotros tenemos nuestro punto de vista ante cualquier texto y que la interpretación de todo lo que se lee… es libre. Por lo tanto, nunca voy a entrar en una discusión sobre ideas o modos de entender y menos aún en puntos de vista por motivos ideológicos o de creencias religiosas.

1 comentario

Ricardo damian yañez romero.

yo, pienso que es verdad en cierto modo desde el punto en que lo quiera ver uno OLVIDO, PERO MI VERDAD ES ESTA¡ conocer., ver y el saber que hay un DIOS ALTISIMO CREADOR Y AMOROSO, al pendiente de sus hijos que atravez del sufrimiento que cada quien nos provocamos a nosotros mismos, muchas veces por desobedientes nos lleva a todos o al que quiere buscar de El y como todo Padre o Madre siempre esta con los brazos, abiertos y una sonrisa y una mirada de amor para recibir a sus hijos cual perdidos esten, nos alimenta, nos viste, nos protege, nos da posada y nos perdona una y otra vez en su Santa Prescencia tan solo por vernos felices y bien, yo lo se, yo lo se porque tambien soy padre de unos hermosos hijos 5 que El me regalo en esta vida por lo cual estoy agradecido y puedo decir abiertamente y desde mi corazon palpitante en estos momentos que El es un Dios Vivo y Eterno, y esta para cualquier ser que lo busque como yo, que me guio a hasta saber de la verdad porque yo se lo pedi y me escucho, gracias Mil, y hoy puedo decir que soy feliz, muy feliz, porque tengo la seguridad que los deseos de mi corazon los hara realidad y El sabe cuales son. La vida es maravillosa a pesar de todo, un momento de jubilo y felicidad, borran todo el sufrimiento pasado, yo lo se, yo lo se….. gracias y Bendiciones.
Ricardo Damian Yañez Romero. 091977

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.