Pasado, Presente… Futuro

”Tanto miré por mi futuro, que me olvidé de mi presente… convirtiéndolo en pasado”

A veces no somos conscientes de que los días pasan y de que lo único que realmente tenemos es el pasado. El presente es un instante que pasa con cada segundo y lo que verdaderamente es nuestro pasado.

El futuro no existe, salvo en ese instante anterior al presente y que cada día inexorablemente se convierte en eso… en pasado.

“Tengo que mirar por mi futuro”

Curiosa frase.

Hace tiempo, en el pasado leí esta frase y todavía resuena en mi cabeza. Todavía no consigo entenderla y menos aún los motivos por los que fue pronunciada pero así fue. Lo único que espero es que la persona que la escribió haya podido conseguir ese futuro que tanto ansiaba aunque no comparta la forma de llegar a él.

Yo me quedé anclado en ese pasado. Para mí sigue siendo presente porque no consigo entender el futuro sin aquello que un día me pidió tiempo. Y esa, por desgracia, es mi condena. Condenado estoy por las circunstancias de una vida que no me permite mirar al futuro sin llorar por mi pasado.

Condenado por no poder asegurar un futuro a mi pasado. Condenado por no tener aquello que algunas personas consideran primordial para vivir. Condenado por una distancia infranqueable entre mi pasado y la felicidad que me suponía tenerla todos los días presente. Condenado por su futuro…

Algún día, y puede que ese día nunca llegue, su futuro será presente y yo posiblemente seguiré siendo pasado porque el mañana no existe, el hoy es efímero y el ayer… el ayer es eterno y cada día que pasa es un ladrillo más en ese muro que resultó ser su “tengo que mirar por mi futuro”.

Lo peor de todo es que “su todo” fue, es y será mentira. Una más que se pudre en el universo de mentiras dichas por esa boca a la que tanto me gustaba escuchar. Podía pasar las horas muertas escuchando esa boca y precisamente eso fue lo que hizo… Mató aquello que parecía verdad con sus mentiras.

“Tengo que mirar por mi futuro”

Y lo hizo, vaya si lo hizo.

Buscó y buscó, y claro… casualmente encontró. Bueno, realmente creo que las casualidades no existen, las causalidades… sí y esa causalidad mató mi presente y me condenó al pasado donde convivo día a día con mis recuerdos y sus mentiras. No creo que le resultara difícil pues esa boca sabía mentir muy bien y esos ojos… Dios mío, esos ojos…

Yo sigo esperando, eso es lo único que hago… esperar con la esperanza de que su futuro algún día se acuerde de que un día tuvo pasado y que su pasado sigue aquí… esperando.

“Las casualidades No existen,

…las causalidades… Sí”

Y recuerda:

…destrozan presentes y los convierten en pasado para garantizar ese futuro por el que tú… tanto mirabas.

El problema es que ese futuro se basa en mentiras y las mentiras por muchas veces que se repitan… nunca serán verdad.


“Pasado, Presente… Futuro” es un texto original de 1331ocho registrado en SafeCreative con el número 1904210709083 y pertenece al Volumen 2 de Pensamientos… que nunca debieron salir de mi cabeza.

Imagen Bola-Manos by: Hans Benn


Ahora también lo puedes ver y escuchar en nuestro canal de YouTube.

Gracias por tu aportación

Ayúdanos a mantener la web activa, gracias.

Comparte si te gustó



Comenta

Deja tu comentario. No importa si estás de acuerdo o no con lo escrito. De hecho no tienes por qué estarlo. Nos podrán robar día a día todos nuestros sueños, pero lo que nunca nadie nos podrá quitar es el poder expresarlos libremente, aunque lo intenten.

Los comentarios que llevan adosados “links” a otros sitios, el sistema los considera spam y los rechaza.

Creo en la libertad de expresión y creo profundamente en que cada uno de nosotros tenemos nuestro punto de vista ante cualquier texto y que la interpretación de todo lo que se lee… es libre. Por lo tanto, nunca voy a entrar en una discusión sobre ideas o modos de entender y menos aún en puntos de vista por motivos ideológicos o de creencias religiosas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.