Tiempo



Tiempo

— Uno, dos, tres…

El Tiempo pasa inexorablemente y se nos va escapando. Pasan los segundos, los minutos, las horas, los días…

Es como una condena que nunca va a terminar. Pasan y pasan sin que nada ni nadie los pueda detener.

— Veinte, veintiuno, veintidós…

El tiempo es algo que no podemos controlar. Según estás leyendo estas letras van pasando los segundos y ya no volverán nunca más. Otro, otro más, otro…

— Treinta y cinco, treinta y seis…

Hay veces que nos gustaría congelarlo, otras sin embargo desearíamos que se acelerara y otras que parara de una vez por todas.

— Cuarenta y cuatro, cuarenta y cinco, cuarenta y seis…

Es curiosa la percepción que tenemos del tiempo según sea nuestro estado de ánimo o las circunstancias de la vida. La velocidad el segundero siempre es la misma pero nuestra mente no siempre va a la misma carencia del “tic-tac”.

Ha pasado un minuto y has llegado hasta aquí. La cuestión es… ¿ha sido un minuto vivido o un minuto perdido?

Sea como sea, ese minuto ya nunca volverá.

— Tres, dos, uno…

Blog, Pensamientos que nunca debieron salir de mi cabeza.

Ahora también lo puedes ver y escuchar en nuestro canal de YouTube.

Comparte si te gustó



Más pensamientos...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.